Un barril enterrado, del que ahora se investiga su contenido, fue hallado ayer en la quinta del detenido Juan Pablo “Pata” Medina, en la localidad de Pipinas, Punta Indio. El recipiente fue encontrado en medio de los allanamientos que se llevan a cabo en las propiedades del sindicalista, ordenadas por el juez federal Luis Armella.

La búsqueda de elementos enterrados en la quinta de Medina llamada “Campo chico” se inició luego de que un “arrepentido” en la causa declarara que el ex titular de la Uocra La Plata escondía barriles de cerveza con dinero.

Sin embargo, según trascendió, en el barril hallado ayer se habría encontrado cal, aunque no se difundieron conclusiones sobre el resto de su contenido.

Ahora los peritos judiciales son los que se abocarán a investigar en detalle el contenido de ese tambor, mientras se prosigue la búsqueda para hallar más elementos.

El de este martes se trata del segundo procedimiento que se lleva a cabo en estancia de dos hectáreas del gremialista.

Del operativo de búsqueda de material probatio, que arrancó el viernes pasado, participan efectivos de Gendarmería y otras fuerzas federales.

En paralelo, la justicia federal inspeccionó esta mañana, en Madariaga, una propiedad de Horacio Homs, dueño de Abril Catering, también detenido por estar imputado como la persona que lavaba el dinero del dirigente de la Uocra.

A partir de este allanamiento, los efectivos secuestraron una caja fuerte cerrada, además de autos, cuatriciclos y documentación. Lo que llamó la atención de los investigadores fue el hallazgo de dos chalecos antibalas y banderas oficiales de la Policía Bonaerense.

La vivienda está ubicada en un enorme predio con pileta, parrilla y quincho, donde el sindicalista detenido pasaba algunos de sus fines de semana.

“Campo chico” ya había sido allanado a pocas horas de las detenciones del “clan” Medina. Pero la policía sólo encontró allí apenas unos 15 mil pesos en efectivo, además de armas y municiones.

Ahora, las sospechas de que el predio habría sido usado por Medina para esconder dinero en barriles de cerveza disparó un nuevo operativo que, por ahora, no arrojó resultados.

Por las dimensiones del predio, la revisión se extenderá por “varios días”, confirmaron ayer a este diario fuentes del ministerio de Seguridad provincial.

OTRO PEDIDO DE DETENCION

En tanto, ayer la fiscal Ana Medina solicitó al juez de garantías Juan Pablo Masi una nueva orden de detención sobre el desplazado titular de la Uocra, que ya se encuentra alojado en el penal de Ezeiza, en el marco de las causas que investigan el juez Armella y el fiscal provincial Alvaro Garganta.

La solicitud de la fiscal se enmarca en la causa iniciada en agosto pasado por la paralización de cinco obradores céntricos de la constructora Abes, que concluyó con la disposición de efectivos policiales en el lugar.

Masi había ordenado a la Uocra liberar los accesos de cinco obras céntricas donde se construye edificios, que fueron durante dos semanas escenario de una protesta gremial, momento en el que permanecieron paralizadas.

Y para garantizar a los trabajadores el libre ingreso a sus puestos de trabajo y el normal desarrollo de los obradores, se dispuso la presencia policial en los edificios en construcción de 58 entre 5 y 6; 8 entre 33 y 34; 7 y 39; 47 entre 12 y 13 y 58 entre 10 y 11.

Ahora la fiscal pidió la detención del desplazado secretario general de la Uocra para indagarlo, una solicitud para la que Masi tiene hasta cinco días para contestar. En caso de que resulte afirmativo, el gremialista quedará procesado por una nueva causa, esta vez por los delitos de “coacción” y por “compulsión a la huelga”.

En tanto, Medina y otras once personas de su entorno familiar y gremial permanecen detenidos, alojados en distintos penales, mientras avanzan los procesos judiciales que investigan los delitos de “coacción agravada”, “extorsión”, “asociación ilícita” y “lavado de activos”.

Armella pidió unos 40 allanamientos, que se vienen realizando en distintas propiedades de la familia de Medina y en el propio gremio, donde se encontraron barriles para usar como escudos, palos, comida,

Hasta ahora en Campo Chico la policía encontró 15 mil pesos, armas y municiones.

En la sede gremial se secuestraron 30 “escudos” de fabricación casera, cinco varillas de hierro, una máscara antigás y siete machetes. También se encontraron bombas molotov y explosivos.

EL DIA.-

Top