Los tripulantes soportaron una tormenta con olas de hasta seis metros en superficie. También informaron la necesidad de bajar 40 metros y reparar una batería.

El último mensaje cifrado del ARA San Juan reveló que los 44 tripulantes estaban “fatigados” luego de soportar una tormenta con olas de hasta seis metros en superficie.

Según publica Clarín, la comunicación fue el miércoles 15 de noviembre de 2017 a las 7.19 y que el comandante ordenó bajar a 40 metros de profundidad para intentar reparar una de las baterías y descansar.

Además, el teniente de navío Fernando Villarreal reportó que “estaban a plano de periscopio”, es decir con ese mástil sobre la superficie del mar y “propulsados con circuito dividido” porque habían desconectado las baterías de la proa de la nave por “un cortocircuito y principio de incendio”. 

Con la revelación de este nuevo mensaje, se presume que el submarino explotó por el hidrógeno que liberaron las baterías afectadas por el agua de mar a las 10.31 del mismo 15 de noviembre.

CADENA 3.-

Top