El Banco Central vendió más de US$ 700 millones. El mayorista retrocedió un peso, a $ 24,05.

Luego del récord del lunes, y en una jornada de "súper vencimientos" de Lebacs, el dólar mayorista cotizó casi todo el día en $ 24,99. Hasta que apareció la oferta privada y tuvo una fuerte caída, que se reflejó también en el minorista. En el mercado mayorista, el dólar se terminó negociando a $ 24,05, un peso menos que el lunes. 

Igual que el lunes, durante la jornada el Banco Central volvió a ofrecer unos US$ 5.000 millones a $ 25, en un intento de fijarle un techo a la divisa. Y vendió más de US$ 700 millones para que no pase ese límite.

Así, pasadas las 13, surgieron los exportadores y la divisa a nivel mayorista (el mercado de referencia de los bancos) caía 85 centavos, a $ 24,12. A nivel minorista, se vendía en promedio en los bancos a $ 24,50, casi un peso menos que el lunes, cuando cerró a $ 25,51.

Esto ocurría en un escenario en que el dólar nuevamente volvía a apreciarse en el mundo y a nivel regional, con subas promedio del 1,5%.

El lunes, el BCRA puso sobre la mesa US$ 5.000 millones de las reservas para garantizar que el dólar no sobrepasara los $ 25, un precio 7,6% superior al del viernes.

La estrategia era mostrar al mercado que “hay una pared de dólares listo para enfrentar la demanda de pesos”. Y logró el objetivo porque el dólar en el segmento mayorista cerró a $24,98 vendedor, aunque al precio de resignar o vender US$ 408 millones, con una baja en las reservas de 1.009 millones.

La jugada se repitió hoy ante el fuerte vencimiento de $ 617.000 millones de las Lebacs, que equivale al 60% del dinero circulante. El mensaje a quienes tienen pesos es que los mantengan y los pongan en Lebacs. El Central quiere que los tenedores de Lebacs consideren que renovar al 40%, o tal vez algo más, es mejor negocio que pasarse al dólar porque la divisa estadounidense no tendría más camino alcista por recorrer.

Los mayores tenedores de Lebac – por más del 70%-- son bancos, cajas previsionales y la ANSES. Se estima El resto se divide entre fondos locales y del exterior y una parte menor entre inversores minoristas, que son los que despiertan mayores dudas sobre si renovarán sus posiciones y se pasarán al dólar.

Desde el 28 de diciembre, con el cambio de metas inflacionarias, el peso se devaluó casi 27% o el dólar subió 35,6%. En reservas el Central lleva vendidos desde marzo unos US$ 8.000 millones. El riesgo país se situó ayer en 501 puntos y la inflación en esos meses rondó el 9,6%. Hoy se conocerá el dato de abril del INDEC.

CLARIN.-

Top