RESISTENCIA:

Ante las fuertes lluvias que se registran en la ciudad, el municipio de Resistencia informó que trabaja “intensamente” desde las primeras horas de este miércoles. Los equipos municipales realizan intervenciones y desobstrucción de desagües en diferentes puntos de la ciudad.

Bajo las intensas lluvias están trabajando unas 10 retrocexcabadoras, cargadoras y minicargadoras en la zona de Hernandarias, barrio Los Pinos, Villa Río Negro, barrio Santa Lucía, barrio Caraguata, también se recolectan residuos en Ushuaia y Mac Lean.

En este contexto, los equipos municipales también están trabajando en la calle Arribalzaga entre Arazá y Castelli; en Villa del Oeste; la intersección de Perón y Bertaca; barrio Atlántico Sur, en calle 24 y Fortín Aguilar y otros puntos de la ciudad. En tanto el camión desbstrucctor realiza trabajos en la zona de Rissione y Güemes.

Según los informes de APA los registros caídos son de 110 milímetros en promedio. En algunas zonas los registros entre 85, en otras 97 y en el caso de la zona del Golf Club, donde se dio el mayor registro, cayeron 115 milímetros. Los diques del rió Negro se encuentran abiertos y las estaciones de bombeo están trabajando de acuerdo a los protocoles.

Ante el alerta meteorológico que rige para el área metropolitana el municipio de Resistencia mantiene a un total de 600 operarios y 25 equipos en estado de alerta y guarida permanente.


BARRANQUERAS:

El titular de la Administración Provincial del Agua, (APA), Francisco Zisuela,  dijo que en poco más de dos horas, llovió más de 100 milímetros en Barranqueras, durante la madrugada, lo que provocó e anegamiento de calles.

 

Las precipitaciones afectaron a todo el Gran Resistencia, y el organismo provincial se encuentra trabajando con los municipios para revertir la situación. En Tirol, la lluvia fue de 120 milímetros y en Makallé 70.

 

"Barranqueras es la ciudad más afectada, con más de 100 milímetros en dos horas”, dijo Zisuela en contacto con radio Natagalá, quien también habló sobre el canal Soberanía. "Las compuertas están abiertas, no tenemos bombas prendidas, pero el problema es que fue demasiada lluvia en pocas horas”, continuó.

 

El funcionario también forma parte del Comité Hídrico General, que abarca a todo el país, y que lleva a cabo informes sobre la situación en otras provincias. "Nos dan información donde la situación es mucho más grave, con más de 100 mil evacuados y eso no lo tenemos nosotros. La lluvia ha arrasado caminos y puentes. En Chubut hay más de 350 mil habitantes sin agua potable por la crecida del rio Santa Cruz. Pero este comportamiento no lo está sabiendo definir nadie” dio a conocer.

Zisuela adelantó que el invierno que se tendrá, será más bien húmedo, lo que hará que no abunden las bajas temperaturas, pero tampoco muchas precipitaciones.

 

fuente: DATA CHACO Y PRIMERA LÍNEA.-

Top