La Administración Nacional de Aviación Civil recibió en la última audiencia pública el pedido de explotación de 501 rutas nacionales e internacionales, por parte de siete empresas de “bajo costo”, de las cuales 15 incluyen a la provincia del Chaco, y la unirán con distintos destinos del país y del extranjero.

Si bien las autoridades provinciales no cuentan con información precisa, teniendo en cuenta que esta cuestión se maneja en la órbita del Ministerio de Transporte de la Nación, se estima en para mediados de noviembre habría definiciones que permitirán conocer los horarios y precios de los pasajes, en lo que promete ser una fuerte puja de las empresas por conseguir pasajeros.

Desde que se puso en marcha de desregulación del transporte aéreo, con la gestión de la actual Administración Central, se concretó la autorización para la operación en 134 rutas de toda la Argentina y países limítrofes, aunque los aviones todavía no han comenzado a surcar el cielo.

Se espera que tras el dictamen de la Junta Asesora de Transporte Aéreo (JATA) o la acreditación de la capacidad técnica, la cartera que conduce Guillermo Dietrich dé luz verde a buena parte de las ofertas realizadas por las nuevas aerolíneas y que comenzarían a operar en 2018.

Chaco, codiciado

De las ofertas surgidas en la última audiencia pública, realizada el 6 de septiembre en Buenos Aires, se desprende que el Chaco es la segunda provincia del nordeste más codiciada por las empresas de transporte aéreo de pasajeros que desembarcarán en el país.

De hecho, cinco de las siete empresas mostraron interés por explotar unas 15 rutas que incluyen a la provincia, y que la conectarán con destinos dentro del país y de extranjero. Sólo Misiones, con 20 rutas, supera al Chaco que se ubicó muy por encima de Corrientes, que se sumaría a otras 3; y Formosa que estará incluida en 4 nuevas rutas. A diferencia de sus vecinas, más cercanas, nuestra provincia tendrá operativos sus aeropuertos de Resistencia y de Sáenz Peña.

Entre los pedidos de las empresas, la capital chaqueña integra, como destino o como escala, 14 rutas que comenzarían a tener movimiento el año que viene; mientras que la Termal tendría una ruta explotada por una “low cost”.

Los destinos

Para la única ruta que contiene a Sáenz Peña, presentó una oferta formal la empresa “Avian Líneas Aéreas”. La intención, según la información del Ministerio de Transporte de la Nación es unir la ciudad Termal con Buenos Aires (Capital Federal) y Reconquista, con 30 frecuencias mensuales.

La empresa también presentó una oferta por una ruta que incluye a Resistencia. En este caso la capital chaqueña estaría incluída en un gran circuito que comienza en San Miguel de Tucumán y concluye en Florianópolis (Brasil), pasando por Iguazú, en Misiones. Avian propone 22 frecuencias mensuales para este recorrido. Cabe recordar que según información periodística, Avian Líneas Aéreas ‘es la filial de Avianca en Argentina, creada en 2016 como sucesora de Mac Air, la empresa aérea del Grupo Macri‘. La polémica por las facilidades otorgadas a estas empresas de bajo costo aún no termina, y los ojos están puestos sobre este emprendimiento en particular, por lo que se estima que la definición podría demorarse un poco más.

Servicios Aéreos Patagónicos es la sociedad que más interés mostró en la provincia. En su oferta, el Chaco se incluye en nueve rutas que incluyen vuelos tanto de cabotaje como internacionales, trasladando pasajeros hacia Asunción de Paraguay, con siete frecuencias semanales y a Santa Cruz de la Sierra (Bolivia), con siete vuelos por semana.

Entre otras, esta empresa uniría Resistencia con Tucumán, Rosario, Formosa, San Salvador de Jujuy, Salta (vía Santiago de Estero), Córdoba, Mendoza y La Rioja.

Otra de las que arribaría al Chaco es Norwegian, que espera contar en la Argentina con dos bases, una en Córdoba y otra en Buenos Aires y crear entre 200 y 300 empleos directos. En general, usa aeropuertos secundarios, busca reducir al mínimo el tiempo del avión parado y hacer vuelos directos con flotas estandarizadas.

Esta empresa se mostró interesada en volar de Resistencia a Buenos Aires, con cuatro frecuencias semanales; y de la capital chaqueña a Córdoba, con dos frecuencias por semana. En tanto, las sociedades Polar y Buenos Aires International Airlines realizaron ofertas por una ruta cada una. La primera, incluiría a Resistencia en un circuito que comienza en Córdoba y termina en Iguazú, con 25 frecuencias mensuales.

La segunda, explotaría la ruta Buenos Aires- Resistencia, con cinco frecuencias semanales.

DIARIO NORTE.-

Top