El defensor del Pueblo, Gustavo Corregido, se reunió con el juez y la secretaria de Faltas del Municipio de Machagai para recomendar y pedir que se realice una inspección conjunta en un local bailable de la zona. El objetivo es constatar el cumplimiento de las ordenanzas municipales en relación a los ruidos molestos. Esto se debe a una denuncia presentada por los vecinos de esa localidad ante la Defensoría del Pueblo.

El técnico en gestión ambiental, Mario González, realizó el mes pasado el correspondiente informe de evaluación del ruido ambiental en dicho lugar, acompañado por el secretario legal y Técnico de la Defensoría del Pueblo, Ricardo Alegre, y esto fue enviado al Juzgado de Faltas municipal.

En relación a la intervención, el defensor del Pueblo consideró que es importante para el bienestar social cumplir con los niveles de decibeles sonoros establecidos: “Los locales bailables deberán adecuarse a las normas que establecen las ordenanzas municipales y deberán respetar el derecho de los vecinos para poder funcionar. Nosotros vamos a seguir trabajando en estos temas resguardando los derechos de los ciudadanos e interviniendo para que se cumpla con la ley”, concluyó.

Top