En el marco de un conflicto salarial que no encuentra solución, trabajadores estatales, docentes y judiciales decretaron nuevas medidas de fuerza para esta semana, y coincidirán el jueves en lo que se espera sea una gran movilización a Casa de Gobierno.

El elemento que galvaniza a las organizaciones sindicales es el rechazo a la pauta común establecida para la mejora de salarios que ronda el 10%, pero cada sector cuenta con reivindicaciones particulares que son determinantes a la hora de definir medidas de acción directa.

Regular paritarias

El secretario General de ATE Chaco, Mario Bustamante, explicó que “la idea es rechazar la oferta salarial, rompiendo el techo del 10% impuesto para todos los estatales”, y apuntó que continúa el reclamo vigente “contra la precarización laboral”.

A la vez, insistió con la necesidad de la reglamentación de la paritaria provincial, que “permitiría a todos los actores sentarse a la mesa para formar parte de la discusión salarial”.

Desde ATE recordaron que la entidad sindical no ha sido convocada desde que asumió Domingo Peppo, en una decisión que no deja de ser cuanto menos polémica al restringir el número de interlocutores que buscan llevar la voz de los trabajadores al debate.

Las medidas de fuerza se concretarán el miércoles y jueves, con paro sin asistencia a los lugares de trabajo en el interior y con asistencia en Resistencia y el área metropolitana.

Docentes en lucha

Por su parte, los sindicatos docentes que conforman el Frente Gremial decretaron un paro para el jueves y el viernes, y convocaron particularmente la movilización provincial  para el jueves, en coincidencia con los demás sectores de trabajadores del Estado.

Los trabajadores reiteraron el rechazo “categórico a la irrisoria pauta del 10 % y en cómodas cuotas para el año en curso, exigiendo una pauta que merezca considerarse y tienda a proteger el poder adquisitivo de los trabajadores”.

“Precisamente, con la plena convicción de que la unidad en la acción es garantía de éxito para lograr los objetivos propuestos, es que desde las filas de los gremios docentes, nos hemos trazado el desafío de conformar el Frente de Gremios Docentes de la Provincia, lo que marca a las claras la firme decisión del conjunto de las entidades sindicales del sector, de llevar adelante todas y cada una de las acciones que orgánica y  democráticamente se definan”, explicaron.

Audiencia urgente

Por su parte, la UPCP se declaró en alerta, asamblea permanente y movilización a partir del sábado y decretó un paro general para el jueves y viernes. El principal sindicato de estatales exige una audiencia con el Gobernador, Domingo Peppo: “Ya se llevaron mucha plata y ahora deben regularizar las deudas que tienen con todos los sectores, la fiesta terminó”, aseveró el secretario General de la entidad, José Niz.

El referente sindical ratificó el rechazo a la propuesta de mejor de “10% en cuotas” y pidió que “se pague inmediatamente todo lo que se adeuda a  los trabajadores, como bonificaciones, refrigerio, aumento de las asignaciones familiares,  cumplimiento de los pases a planta derogación del memorando 27/17”.

Desde el sindicato recordaron que más del 60% de los trabajadores “está por debajo de la línea de pobreza” porque cobran menos de 12.000 pesos, aún con asignaciones a familiares.

DIARIO NORTE.-

Top