Las dos causas por lavado de activos más resonantes, que se están instruyendo en el juzgado federal, no están afectadas por el secreto de sumario. Esto permitirá que está disponible para las partes.

Ahora se espera que se conozcan más detalles tanto de las imputaciones como de las pruebas que se fueron recolectando en el proceso contra Aída Ayala y contra los exfuncionarios provinciales.

El levantamiento del secreto del sumario cambiaría la estrategia de defensa de los imputados que hasta ahora se habían negado a declarar porque no sabían que había en su contra, es decir que elementos estaba en manos de los funcionarios judiciales. Pero aún no se conoce, en ambas causas, el monto de la defraudación cometida contra el Estado, delito que es anterior al lavado de activos y el sistema usado para volcar esos recursos al mercado.

Por eso se considera que es muy importante que no rija más el secreto del sumario al menos entre las partes. Mientras que se terminan de producir las pruebas solicitadas tanto por el fiscal como por los defensores.

Una semana activa

Esta semana la Cámara de Diputados de la Nación deberá analizar el pedido de desafuero presentado por la jueza federal Zunilda Niremperger contra la diputada nacional Aída Ayala que está acusada de lavar activos.

Es un trámite que deberá sortear cuestiones políticas y se espera que en las próximos días cada uno de los bloques defina la posición tendrán frente a este pedido, que de acanzar implicará el arresto de la diputada.

Además Ayala anticipó que “entiendo que no corresponde realizar ningún tipo de presentación en la sede judicial de Resistencia, ya que el Congreso de la Nación deberá ser quien resuelva la cuestión, es en ese ámbito donde primeramente realizaré todas las acciones que sean necesarias para avanzar en la búsqueda de la verdad”. En tanto, está previsto que el secretario General del Sindicato de Trabajadores Municipales (STM), Jacinto Sampayo, sea trasladado a Buenos Aires para entrevistarse con los médicos de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que lo revisarán para determinar su estado de salud.

Y también está agendado que él pueda ampliar su indagatoria pero con sus defensores resolverán la estrategia a seguir dado que no rige más el secreto de sumario decretado en esta causa.

También otros imputados como Carlos Huidobro y Alfonzo Campitelli están convocados para declarar ante la magistrada que a la fecha enfrenta la instrucción de dos causas muy importantes.

 

Sobre la causa contra exfuncionarios la Justicia Federal espera la repuesta de sus pares provinciales sobre el pedido para declinar la competencia local.

DIARIO NORTE.-

Top