La Justicia chaqueña investiga qué llevó a una profesional y su madre robar un lactante de 15 horas y tras arrepentirse lo abandonaron.

La profesional imputada por supuesta sustracción de menores con grado de tentativa fue identificada por las autoridades judiciales y policiales como M.L.N.P de 44 años y también quedó detenida la madre, E.G.P de 67 años, a quienes el fiscal en turno número 6, Roberto Villalba las indagará a la brevedad. 

De acuerdo a lo que pudo reconstruir NORTE,  el suceso tiene como víctima a un  bebé que en ese momento llevaba 15 horas de vida y su mamá, una adolescente de 16 años. Ambos estaban en la pastilla 5, habitación 316. La parturienta es de Fontana.

El caso ocurrió el miércoles a las 16.40, cuando se presentó en la guardia del hospital Julio C. Perrando, Matías Julián Muñoz de 36 años, es empleado del servicio de arquitectura del nosocomio y cuando pasó con su moto por una de las puertas de acceso, de hecho aparece en un video, circulando en moto, vio algo en el suelo, con una campera negra.

A partir de oportuno paso de Muñoz que salvó al pequeño de sufrir hipotermia, a esa hora en Resistencia el termómetro marcaba 7 grados, la policía estableció que el lactante había sido extraído a la adolescente que hacía pocas horas había dado a luz.

Con intervención de varias unidades policiales y el control de las cámaras de seguridad que hay en el hospital, se pudo identificar a las presuntas autores del hecho. Una vez que se constató quiénes eran las personas captadas por las cámaras, se adoptaron medidas para dar con madre e hijas que ya están detenidas.

Ayer a las 10.30 se aprehendió a la médica M.L.N.P y a E.G.P, jubilada, ambas con residencia en la capital chaqueña.

Cuando se determinó la identidad, personal de Investigaciones concurrió al hospital donde le informaron que la sospechosa había pedido licencia por esta jornada.

El procedimiento continuó con el traslado hasta la sede de la Dirección Salud Ocupacional, donde se tramitan los permisos laborales por inasistencias médicas y allí le informaron que la profesional se encontraba en su domicilio, donde finalmente fueron detenidas las acusadas.

Una vez constatada la salud del bebé, fue restituido a su madre, mientras se dio intervención al Departamento Lucha Contra la trata de Personas e Investigaciones Complejas, además del Juzgado del Menor de Edad y la Familia y la Línea 102.

 

EL HOMBRE QUE LO SALVÓ: “POR EL FRÍO, YA ESTABA ROJITO”

Julián Muñoz es el hombre que encontró este miércoles por la tarde a un bebé, en la entrada del Hospital Perrando. Estaba envuelto en una campera negra de mujer, en el piso, y no se lo veía.

El hombre dialogó con La Radio y contó el momento exacto en que halló al pequeño, que no tenía ni 24 horas de nacido.

“Me iba para mi casa, estaba yendo a marcar mi tarjeta de salida. Vi la campera en el piso, pero como siempre mucha gente se olvida sus cosas por acá, no le di mucha importancia. Pero me llamó la atención el movimiento. Lo primero que pensé es que era un cachorrito abandonado”, relató.

Cuando abrió el abrigo, porque no se lo veía a simple vista, halló al bebé, recién nacido. “Por el frío ya estaba bastante rojito. Lo alzo y empiezo a preguntar a las personas que estaban cerca, si lo conocían. En recepción, pregunté si había algún policía y estaba un guardia. Nos vamos para la guardia de la Policía y luego preguntamos en el Pediátrico. Ahí nos dijeron que estaban buscando a un bebé, en la maternidad del Perrando, en la pastilla 5”, sostuvo.

“Lo revisaron y era el bebé que había desaparecido. Me quedé, hice la denuncia, y me puse a disposición de la Justicia para lo que necesiten”, contó Muñoz.

Asimismo, le informaron que el bebé había nacido a las 23.15 del martes, por lo cual no tenía ni 24 horas de vida. “Al parecer, por lo que contó la señora que estaba al lado, en la misma pieza que la mamá, una señora disfrazada con un ambo rojo entró a la sala, mientras la mamá dormía. Esta señora le dijo a la joven que le avisara, cuando se levantaba, que habían llevado a pesar al bebé”, indicó sobre la persona que lo habría llevado y abandonado.

Luego, subió a conocer a la mamá, que estaba muy conmocionada. “No quise quedarme mucho para que ella esté con sus familiares”, publicó datachaco.com.

 

LA POSIBLE VENTA DEL MENOR

Lo que pueda llegar a encontrar durante la investigación el fiscal Roberto Villalba es un misterio: es que aún no está establecido qué llevó a la médica y su madre a sustraer el bebé a la adolescente de 16 años.

Según testigos- la médica habría ingresado a la pastilla 5, habitación 316- con un ambo color rojo, la parturienta se despertó, pero la profesional le dijo que llevaría al bebé a pesarlo. 

El agente del Ministerio Público debe establecer si detrás del hecho había una intención comercial – algo que no se concretó- por un cambio de planes al parecer de las imputadas que deberán declarar en las próximas horas. Hoy se espera comparezcan a la sede de avenida 9 de julio 236 a designar abogado y notificarse de los cargos.

DIARIO NORTE.-

Top