El conservador National Party de Bill English ganó las elecciones generales aunque con una mayoría insuficiente para gobernar sin alianzas, según los resultados preliminares publicados por la Comisión Electoral.
Bill English
Bill English

Con el 99% del recuento de votos, el partido del primer ministro, Bill English, obtuvo 46% de los votos, lo que se traduce en 58 de los 120 escaños del Parlamento, mientras que el Partido Laborista reunió 35,8% que le permite acceder a 45 asientos. Con este resultado, será el partido antiinmigración New Zealand First, que consiguió el 7,5% de los votos (9 escaños) el que tenga la llave para la formación del Ejecutivo.

El Partido Verde, más cercano a los laboristas, conquistó el 5,8% de los votos, con una proyección de 7 escaños, mientras el derechista ACT New Zealand un 0,5%, o 1 escaño, informó la agencia EFE. Estos resultados dan cuenta de que "ni el Laborista ni el Nacional pueden formar gobiernos por si solos", admitió English ante sus correligionarios en Auckland, donde adelantó que negociará posibles alianzas.

Jacinda Ardern
Jacinda Ardern

La líder laborista, Jancinda Ardern, dijo a sus simpatizantes en la ciudad de Auckland que ya llamó a English para reconocer que obtuvo "la mayor cantidad de votos", aunque remarcó que el resultado final será decidido por el complicado sistema proporcional de votos. "Simplemente no puedo pronosticar ahora qué decisión adoptarán los otros líderes", comentó Ardern sin mencionar al de New Zealand First, Winston Peters.

Top