El gobernador neoyorquino, Andrew Cuomo, este jueves declaró en emergencia varias zonas del estado y la ciudad por la ola polar.

La Costa Este de Estados Unidos estuvo afectada hoy por intensas nevadas y fuertes vientos, a lo largo de un frente que abarca desde el norteño estado de Maine hasta Carolina del Norte, provocando hasta el momento 17 muertes, cortes de electricidad y cierres de aeropuertos, lo que obligó a que se declarara el estado de emergencia en varias ciudades.

La tormenta fue provocada por un rápido e inusual descenso de la presión barométrica, conocida como ciclón extratropical o ciclogénesis explosiva, popularizada en los medios como ciclón bomba, que generó postales inéditas como las cataratas del Niágara parcialmente congeladas y la zona tropical del estado de La Florida bajo nieve.

Declaran el estado de emergencia en la ciudad de Nueva York ante la llegada de una fuerte tormenta de nieve https://t.co/LcNMnjxvlq

ABC.es (@abc_es) 4 de enero de 2018

"No es una tormenta de nieve normal, es una tormenta de nieve más vientos de gran velocidad, que crean una situación grave", enfatizó Cuomo en una rueda de prensa para dar información actualizada del temporal.

El estado de emergencia afecta a toda la región sur del estado, que incluye la ciudad de Nueva York y la zona de Long Island, y permite a las autoridades adoptar decisiones que se antepongan a las de las administraciones locales.


Top