Fue el viernes a la noche en una vivienda del barrio Evita. El delincuente terminó en el suelo tras el golpe. Vecinos de la víctima ayudaron a retenerlo hasta que llegó la Policía. Había robado de todo, aprovechando que no había nadie.

Un vecino del barrio Evita de Sáenz Peña denunció en sede policial que alrededor de las 21.15 del viernes salió de su domicilio dejando las medidas de seguridad correspondientes, no quedando nadie dentro del inmueble. Luego se encontró con un ladrón, a quien agredió a ladrillazos.

LA SORPRESA

Según dijo, poco tiempo después regresó a su casa y, al llegar, observó que su portón estaba abierto. Entonces estacionó su motocicleta y en ese instante vio a un sujeto que salía corriendo del interior de su morada, llevando dos mochilas.

Como primera reacción, tomó un ladrillo del suelo y lo arrojó al delincuente, golpeándolo en el cuerpo, lo que provocó que cayera al suelo, soltando algunas de sus cosas, pero se reintegró y continuó corriendo, por lo que fue perseguido por el vecino hasta que logró atraparlo, señaló Primero Chaco.

El dueño de casa lo retuvo, mientras vecinos avisaron al personal policial.

LO RECUPERADO

Al verificar el interior de su casa constató el faltante de $4.700s, una amoladora, un taladro, un secador de cabello, una plancha para el pelo, dos mochilas, una pinza, un alicate y otras herramientas.

Efectivos del servicio de emergencias 911 detuvieron al ladrón, de 32 años, quien reside en el barrio Ginés Benitez.

DIARIO LA VOZ DEL CHACO.-

Top