Los boqueteros que se alzaron con el importante botín de dinero en efectivo de la reconocida distribuidora “Joaquín Sánchez” que estaba en un cajón en la parte de oficinas del depósito, según denuncio la propietaria del lugar, quien dijo que se produjo en la madrugada de la víspera cuando había sonado la alarma, cuestión que recién constataron tres horas después. 

En un primer momento, al ingresar los cacos al interior del comercio, luego de romper una parte del techo de la inmensa edificación, habría comenzado a sonar la alarma, fue ahí cuando la propietaria del local comercial fue alertada, y al cabo de unos minutos al arribar, pudo ver que ya estaba los policías en las inmediaciones para ver que sucedía, y no se encontró nada a esa hora de la madrugada.

Habían robado

Todo parecía que era una falsa alarma, pero la sorpresa fue grande cuando la propietaria del lugar concurrió al depósito el horario de inicio de actividades a las 8 de la mañana, y pudo constatar que la parte de la oficina estaba toda revuelta y faltaba el dinero que había quedado la noche anterior, la suma de 100 mil pesos en efectivo.

Sin embargo, al recorrer la dueña el interior del comercio, junto a otro empleado, pudieron ver el boquete que había quedado en la parte del techo del inmenso galpón, donde se pudo constatar que los malvivientes ingresaron al depósito por ese lugar.

Tras darse cuenta del faltante del dinero y el daño ocasionado al edificio, inmediatamente llamaron a la policía que se ocupó de las diligencias, junto a la División Criminalística para el levantamiento de pruebas. Posteriormente se dio intervención al personal de la División de investigaciones (DDI) de esta ciudad para las tareas investigativas.

DIARIO NORTE.-

Top