Jóvenes se enfrentaron este domingo a la mañana, a tiros y cuchillazos, tras haber ingerido bebidas alcohólicas durante varias horas en un negocio en inmediaciones al hospital 4 de Junio.

Por el hecho solo fue detenida una persona, que sería la que portaba el arma de fuego, los demás lograron escapar antes que llegara la policía. 

La violencia con la que se movilizan por la ciudad, una franja de jóvenes, sobre todo los fines de semana, causa en vecinos de las zonas donde se producen estos desordenes, temor por la integridad física de los mismos, y hasta por sus vidas.

En este caso todo habría empezado tras una noche de alcohol, donde seguramente los cruces de palabras fueron subiendo de tono. Las dos bandas de jóvenes promovieron un desorden de magnitud, que llegaron a enfrentarse hasta con armas de fuego de fabricación casera –tumbera- mientras que desde el otro bando se pudo ver al menos a uno empuñar una gran cuchilla, estos testimonios fueron recabados por NORTE, a vecinos de la zona donde se produjo el enfrentamiento, que termino con una persona detenida A.E.G. (37).

El llamado alertando al 911, lo habría dado una empleada que trabaja en uno de los locales comerciales de la cuadra 28 entre 27 y 29, al ver a los enardecidos jóvenes hacer el uso de la violencia para luego llegar hasta un arma de fuego casera, con la que habrían disparado al menos dos veces, según dijo.

De todas maneras el hecho no paso a mayores, tampoco se supo si hubo personas lesionadas, hasta que llego el móvil policial de la comisaria cuarta, donde logro detener al que portaba el arma de fuego, y posteriormente fue alojado en comisaria primera.

Otro grupo de vecinos que estaban en la vereda frente al hospital 4 de Junio, dijeron que enfrentamiento como estos se suceden todos los sábados y domingos por la mañana bien temprano, donde la mayoría de los jóvenes ya están en estado de embriaguez, además molestan a la gente que ingresa a los locales a comprar, se quejaron. 

DIARIO NORTE.-

Top